Un Policía Nacional de paisano saca su pistola ante unos manifestantes en pleno centro de Arrecife

Somos menos q una colonia … ni existimos en los falsimedias

Isla periférica, no capitalina y colonia, no existe para los falsimedia y los matones campan por sus anchas con patentes de corso, los virreyes de las islas no tienen que rendir cuenta ni ante opinión publica, ni ante justicia ni ante nadie..esto es el oeste, peor una colonia africana que no cuenta ni para eso de los derechos humanos, las libertades o los tribunales, aquí son pesebres donde dan de comer a los colonos godos y a sus matones a sueldo, guardias civiles, inciviles y policía nacional “españolistas”, meros chulos de las zonas de prostitución y “camellos” de la heroina de los barrios pobres de las islas.

Hoy, como ayer, q solo existía los islamistas o los antisistema, solo existe la letanía de los funerales, de la propia ideología que causó la masacre, la ALIENACIÓN galopa a toda pastilla, las caretas de los falsimedia se han caído muy estrepitosamente y refuerzan los viejos fantasmas para atar corto a las masas, el sistema se cae y los estertores de muerte pueden ser muy criminales.

Reproducimos el valiente testimonio de Tomás J. López publicado en lanzarotelandia.com

En torno a las 20.20 horas este viernes se hallaban concentrados, en las inmediaciones del antiguo Cabildo de Lanzarote, en la Calle Real, representantes del colectivo saharaui en la isla, y muy cerca, una asamblea del movimiento Democracia Real Ya – Lanzarote, además de los transeúntes que a esa hora suelen permanecer en la céntrica calle capitalina.

Según testigos presenciales consultados por Lanzarotelandia en un determinado momento, miembros del colectivo saharaui  advirtieron la presencia de un individuo de complexión gruesa, pelo negro y tez blanca que realizaba fotografías de primeros planos a los manifestantes. Según relatan personas cercanas a la causa saharaui ese mismo individuo habría asistido a diferentes concentraciones pro-saharauis en los últimos meses, por lo que, sospechaban en principio, pudiese utilizar las instantáneas para informar sobre la actividad de los saharauis en la isla, con el peligro que ello podría suponer para sus familiares en el territorio ocupado por Marruecos.

Por esa razón, según relatan, uno de los activistas pro-saharauis decidió fotografiar al individuo, ante lo cual este último reaccionó de manera inesperada intentando arrebatar la cámara, por lo que se inició un forcejeo. Finalmente, el individuo, de acento español peninsular, aseguró que era Policía Nacional señalando a las personas congregadas con un arma reglamentaria.

Varias personas aseguran haber sido testigos de este incidente, sin precedentes en la capital de isla, afirmando que se vivieron situaciones de miedo e incredulidad ante la presencia del arma en una calle tan concurrida y frente a una manifestación en la que había presentes mayores, mujeres y niños.

El supuesto agente, de paisano, iba acompañado de una mujer y ambos terminaron por entrar en la Cafetería Guernica, en la calle Ginés de Castro de la capital. Al rato, miembros de la policía Local de Arrecife se presenciaron en el establecimiento y escoltaron en su salida a los supuestos agentes de la Policía Nacional -quien desempuñó el arma y su compañera, ambos en la foto de la derecha acompañados por policías locales-.

“En el ejercicio de sus funciones”, según la Delegación del Gobierno

Consultado por este medio, el Director Insular de la Administración General del Estado, Orlando Suárez, confirma que se trataría de un agente de la Policía Nacional de paisano y que efectivamente habría mostrado su arma a los presentes, pero que este hecho se habría producido después de que se hubiese identificado como agente “y le hubiesen seguido increpando”.

El director insular asegura que el hecho fue motivado por la actitud de los concentrados que le increparon y aunque especifica “no ser especialista en el asunto”, confirma que el agente cumplía con su trabajo y que habría mostrado el arma “por encontrarse acorralado”. Según el delegado del Gobierno, el agente habría recibido una patada y le habrían tirado de su ropa, aunque desconoce si existe parte de lesiones o denuncia al respecto.

Ùltima hora:

Policías detienen a uno de los ciudadanos que denunciaron al agente que sacó su pistola en Arrecife

Desde el entorno del detenido consideran que se “detiene al denunciante en vez de a quien causó el grabe incidente”

Este sábado ha sido detenido por miembros de la Policía Nacional uno de los manifestantes prosaharauis que se vio inmiscuido enel altercado en el que un agente del cuerpo español de policía desenfundó su arma reglamentaria en pleno centro de Arrecife en el transcurso de una concentración en favor de la causa saharaui.

Se da la circunstancia de que el detenido, que en el momento de redactarse esta noticia permanece en las dependencias de la Comisaría de Arrecife, es una de las personas que decidió denunciar el insólito incidente ante el juzgado número 2 de Arrecife en la mañana de este mismo sábado, además de comunicar lo sucedido a varias personas, llegando la noticia a diferentes medios digitales y redes sociales.

En la denuncia presentada por el ahora detenido, a la que ha tenido acceso este medio, figura que el individuo luego identificado como policía pretendió arrebatarle su cámara de fotos ante lo cual el primero reaccionó iniciándose un forcejeo. Varios miembros del colectivo saharaui recriminaron su actitud iniciándose una trifulca verbal tras lo cual “esta persona -en relación al policía- sacó un arma de fuego y apuntó a varias personas diciendo que él era policía“.

Pocas horas después de presentar esta denuncia, J.M.B., iniciales del detenido, era arrestado en Arrecife por agentes de la Policía Nacional. Desde su entorno, en declaraciones a este medio, aseguran que “se está intentando ocultar el hecho realmente grabe, el altercado con el arma protagonizado por la policía actuando indiscriminadamente contra quien lo ha denunciado”.

Destacan estas fuentes que el ahora detenido “no fue amonestado en el momento del incidente a pesar de personarse en el lugar de los hechos efectivos de la Policía local”, que terminaron escoltando al policía secreto. Por ello sospechan de las verdaderas intenciones de esta detención contra el denunciante y afirman que “en vez de actuar contra quien esgrimió una pistola en una concentración pacífica lo hacen contra quien denuncia”.