Tomamos la calle, tímidamente pero calle de todos al fin.

Seis mil, alguno mas temperamental que racional afirmaba que 25.000; eran las ganas de volver a la UPC de la “transipasteleo”, pero la tónica general fue de que éramos  los suficientes como para que se nos tengan en cuenta; necesitamos más debates, asambleas, medios técnicos para desarrollar las mismas; nos quedamos con ganas de oír más raps, más protestas “versiadas” y cantadas, con los consiguientes turnos de palabras al pueblo llano, que la verdad, o es colectiva,o se convierte en la peor de las mentiras.

Ausencia casi total de dirigentes políticos, con honrosas excepciones, Quino Sagazeta, algunos de ATTAC y  cuadros medios de la sopa partidista que me da la impresión que estaban más sorprendidos y descolocados que conscientes de sus errores y aciertos. Es lamentable, que dándose las más claras y transparentes condiciones objetivas, como lo demuestra la toma de calles insipiente que vivimos ayer, los sujetos que debemos ponernos al servicio de la rebelión estemos racaneando y reculando frente a la obnubilación del vacuo personalismo y el zafio poder, que perdónenme la simplificación es puro sexo reprimido, pregúntenselo si no al flamante director del FMI,  la represión de esa pulsión tan básica genera auténticos monstruos robotizados, que incumplen hasta las propias leyes de la robótica, destruir al ser humano y lo que “jaga farta” con tal de disfrutar reprimidamente de lo que no solo no consigue el dinero, sino que lo destruye.

Se repitieron algunos viejos tics, como rechazar nuestro derecho a repartir octavillas del voto nulo, pero rápidamente superados por los concurrentes. Frente al rechazo a leerlo de viejos camaradas de ANC y otros que afirmaban ir a votar sin descubrir su misterioso voto, repartimos nuestra octavillas con nuestra posición respecto a canarias que fueron solicitadas por varios manifestantes y otros/as nos mostraban orgullosamente un facsímil de nuestra propuesta de voto nulo,

Los videos convocando de Toma la Calle nos parecen premonitorios de lo que sucedió, más de los esperados pero menos de los necesarios. Tenemos que seguir acumulando fuerzas, no es casual que canarias y el estado español figuren en la cola de las  movilizaciones europeas e incluso del mundo árabe, aún existen quienes se recrean en la españolísima transición cuando hasta los tunecinos “atrasadísimos” hasta ayer, de un plumazo se la cargaron, impidiendo a los Fraga tunecinos seguir en el machito. e instaurando las listas cremallera desde el primer momento y no después de 35 añitos de chupar teta  como muy bien señalan los luchadores/as de ANC, pero sin comprender que ellos mismos caen en contradicción al participar de una ley a la media de los de siempre y divididos en mil siglas a cual más purista, sin posibilidades de llegar más allá del ocurrente cartel y unas bases mas corajudas que sesudas. Llego la hora de pensar como actuar pues lo que tenemos es un híper activismo sin rumbo que termina enfilando el mismo destino que el actual disparate global.

Creo que la democracia real “ya”, nos exige mas ciencia social que la practicada hasta ahora, al contrario de reclamarse apolíticos, cosa que no existe, o por arriba de los partidos que unos son más enteros que otros, debemos llamar a la UNIDAD DEL PUEBLO, diverso, fraccionado en partiditos, en clases, en emigrantes con trabajos denigrantes, en parados, en trabajadores con contratos precarios o contratos basura, en funcionarios cada vez más depauperados, etc. etc. Somos todos/as los que tenemos que tomar la calle y ayer de momento solo éramos unos cuantitos alucinados por lo que estábamos reviviendo los ya mayorcitos y reinventando lo más jovencitos.

De la unidad de estos colectivos diversos con el resto de organizaciones de izquierda, ecologistas, nacionalistas, revolucionarias, etc. que quieran sumar y no restar, depende que de verdad queramos la democracia real ¡Ya!, con la diversidad, la variabilidad y la asamblea como decisoria, solo sobran los explotadores y lacayos recalcitrantes del capital, del indignado resto depende que acabemos con nuestra especie o la hagamos digna.

A por la siguiente manifa, a por la HUELGA GENERAL POLÍTICA ¡YA!!

 

(1) Nos toca elegir popes o masas, ver video del pCpC y video de Tomemos la Calle ayer.